¡El buen tiempo ya está aquí! Y con él, aparecen las terrazas de verano para disfrutar del sol mientras tomas algo relajadamente. El problema de este tiempo, son sus cambios inoportunos. Por eso, contar con carpas de fácil montaje son una solución que nos ahorrará muchos problemas.

Carpas plegables. Una solución que funciona

Por ello, los restaurantes y bares tienen la necesidad de contar con carpas de montaje rápido para poder ofrecer un resguardo inmediato a los clientes que disfrutaban plácidamente del sol en la terraza.  También para aquellos eventos que se celebren al aire libre, supone una respuesta rápida si empieza a llover o aparece un molesto viento que interrumpa la velada.

Ventajas de las carpas de fácil montaje

Las carpas de fácil montaje son ideales para aquellos casos que se busque una respuesta ágil y de calidad y presentan múltiples ventajas:

  • Tiempo: Hay modelos de carpas que se montan en menos de 1 minuto. Esto supone una mínima interrupción en celebraciones y eventos, gracias a su  instalación sencilla sin necesidad de herramientas.
  • Múltiples tamaños: Que su montaje sea sencillo, no significa que estemos hablando de carpas pequeñas. Estas carpas están pensadas para cubrir cualquier espacio, por lo que se puede encontrar desde las que cubren un mínimo espacio, hasta las que se amplían varios metros.
  • Ahorro espacio: Si no se quieren instalar en un principio, pueden mantenerse recogidas sin ocupar espacio hasta que sea necesario su uso. Su ligereza las convierte en una solución muy versátil.
  • Seguridad: Las carpas de montaje rápido están especialmente diseñadas para cubrir diferentes inclemencias, por lo que los materiales utilizados son de máxima calidad para asegurar una resistencia y durabilidad.

En Toldos Escandani, contamos con un servicio personalizado y un equipo cualificado en la instalación de carpas fácil montaje, que te asesorarán sobre la mejor opción según las necesidades y el espacio disponible.