En estos días en los que el tiempo es tan cambiante es conveniente saber cómo puede afectar el agua de la lluvia a nuestra piscina.

Efectos del agua en nuestra piscina

Lo primero que veremos son los 4 efectos más comunes que provoca la lluvia en el agua de la piscina:

  • Enturbia el agua de la piscina ya que la lluvia arrastra todo tipo de materia orgánica ambiental como: Hojas secas, piedritas, tierra…
  • Ésa materia orgánica ayuda a que proliferen algas en la piscina.
  • Se altera enormemente el nivel de pH.
  • Dependiendo de la cantidad de lluvia, aumentará el nivel de agua en mayor o menor media pudiendo incluso llegar a rebosar.

Consejos para protegerte contra la lluvia

Aquí te dejamos un par de consejos útiles para que puedas usar a modo de prevención contra la lluvia:

  1. Aumentar el número de horas de filtración del agua de nuestra piscina para que ésta se mantenga cristalina y apta para el baño.
  2. Es muy recomendable incrementar el nivel del cloro para así ayudar a contrarrestar toda esa cantidad de materia biológica que aporte la lluvia.

¿Sabías que la química del agua de la lluvia también afecta al agua de la piscina?

Si tan solo es un poco de lluvia no hay de que preocuparse sin embrago, si el nivel de lluvia aumenta ligeramente, es posible que disminuya temporalmente el nivel de pH en el agua de nuestra piscina aunque no durará mucho tiempo y pronto volverá a la normalidad.

Sin embargo, si el nivel de lluvia es más elevado como ocurriría por ejemplo con una tormenta, deberíamos drenar unas cuantas pulgadas el agua de la piscina y estabilizar el nivel tanto de pH como de cloro.

Como dice el refrán, “Es mejor prevenir que curar” por lo que nosotros recomendamos siempre instalar un cobertor solar para proteger tu piscina.

En Toldos Escandani contamos con lonas para piscinas para protegerla de cualquier adversidad. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros para obtener más información.