Una pérgola, con su correspondiente toldo plano, nos ofrece todo un abanico de posibilidades en multitud de contextos y espacios.

Una pérgola puede ser una fantástica opción para disfrutar de ese espacio más condicionado por las inclemencias del tiempo. Por otra parte, son una opción más que evidente para proteger nuestro jardín o terraza del sol más intenso de la época estival, protegiendo nuestros muebles de jardín, vegetación o espacio de juego de los más pequeños.

¿Qué aporta una pérgola a mi terraza?

  • Nos proporciona protección, tanto del frío y lluvia en invierno, como del sol en verano.
  • Protegen y resguardan el mobiliario que queramos mantener en esa zona, como mesas, sillas o sillones.
  • Son un bonito elemento decorativo.
  • Sirven de agarre para a cualquier tipo de planta trepadora que queramos plantar.
  • Son fáciles de instalar. El proceso de montaje e instalación es muy sencillo y rápido.
  • Son duraderas y requieren un mantenimiento mínimo.

¿Qué tipo de pérgolas puedo encontrar en Toldos Escandani?

La utilidad de las pérgolas es enorme, y no se limita a un uso doméstico, ya que la variedad en tamaños y materiales las hacen de lo más versátiles.

  • Centros comerciales
  • Instituciones educativas.
  • Plazas, parques y jardines.
  • Edificios públicos.
  • Escenarios deportivos.
  • Estacionamientos.

Como puedes observar, instalar una pérgola en la terraza te proporcionará innumerables beneficios. ¿A qué estás esperando para hacerte con una?