Además de la venta de toldos en León, en nuestra empresa también te ofrecemos otros elementos de protección, como los cobertores para piscinas, que te garantizan el mejor cuidado para el agua durante cualquier época del año. Hoy, te contaremos algunos puntos a tener en cuenta a la hora de instalar tu protector de piscina.

Consejos para tu lona para proteger piscinas

Para empezar, debes pensar cuándo quieres utilizarlo, porque no es lo mismo para los meses de verano que para el invierno. En el caso de que quieras proteger tu piscina durante los meses de frío, para evitar también algunas caídas, puedes optar por unos cobertores fabricados en tela de PVC, que es resistente al desgarre.

Por el contrario, los cobertores pensados para el verano se suelen fabricar en diferentes materiales: polietileno de baja densidad; burbujas reforzadas con rafia; polietileno reticulado de célula cerrada. Con ellos se evita la evaporación del agua y de los productos que se echan para su tratamiento.

Los tipos de anclaje también debes tener los en cuenta. Puedes encontrar algunos en latón y con tornillos de acero inoxidable, que ofrecen una gran resistencia. Pero también hay algunos modelos que disponen de picas para anclar en el césped, otros fabricados con tornillos con cabeza de nylon, etc.

Una opción interesante es el cobertor automático, que se abre y se cierra como si fuera una persiana y que se puede extender o recoger con la ayuda de un motor.

No lo dudes y ponte en contacto con nosotros para solicitar más información sobre tus protectores de piscinas. En Toldos Escandani te lo ponemos muy fácil.