El toldo cortina es uno de los toldos enmarcados dentro de la categoría de toldos verticales. Se trata de un toldo que ha sido pensado para crear un nuevo espacio o para separar ambientes tanto en tu hogar como en tu local comercial o industrial.

Características del toldo cortina

Lo habrás visto seguro en multitud de terrazas, porches, balcones pero también en espacios mayores como grandes superficies o instalaciones deportivas. El toldo cortina tiene una caída vertical además de una amplia variedad de funciones tanto en el exterior como en el interior.

Puedes colocarse como cortina divisoria para separar diferentes espacios de uso por ejemplo en un polideportivo, en una nave industrial o en una superficie comercial. También se utiliza como cortavientos en terrazas, balcones etc, y para mantenerlas aisladas del sol y frescas. En este caso puede ser opaco o llevar una ventana transparente que le aportará una apariencia más estética y permitirá la entrada de luz en el espacio en el que coloques el toldo cortina.

Sujeción y recogida del toldo cortina

La sujeción del toldo cortina es diferente en función del uso que se le va a dar o del lugar donde se va a colocar. La lona del toldo cortina se puede recoger de dos formas, con corredera hacia los lados o bien enrollable hacia arriba.

 Si el toldo cortina se recoge en forma de corredera, se abre y se cierra de un lado al otro. En este tipo de sistema la sujeción puede ser con riel superior y sujeta al suelo con carracas y tensores o bien solamente con el riel superior para que abrir el toldo cortina sea más sencillo.

Si quieres una solución más estética para que el toldo cortina sea menos visible, entonces deberás recogerlo de forma enrollable. Se recoge hacia arriba y el espacio que ocupa queda libre por lo que el toldo pasa desapercibido.

El toldo cortina enrollable presenta dos sistemas. Por un lado, el estándar que enrolla la lona del toldo en un tubo como el mecanismo de cualquier cortina. Puede sujetarse a techo, entre paredes o de manera frontal y puede ir sin guía, con guía cable o con varilla.

Otra forma de enrollar tu toldo cortina es mediante cintas y poleas. De esta manera el tejido queda plegado y la propia cinta recoge la lona. Por último, está la opción del muelle que permite a la lona abrirse y cerrarse.

Además de estos sistemas de amarre, recuerda que el toldo cortina puede accionarse tanto de manera manual como motorizada o automatizada. El tejido de este tipo de toldo puede ser de PVC, lona acrílica o microperforada. Los colores los eliges tú, tantos como imagines y la tela puede ser lisa o con estampaciones. Además, puedes rotular el toldo o hacer que lleve impreso digitalmente el nombre de tu marca, comercio o empresa.

La estructura del toldo cortina también puede ir lacada en los colores que mejor combinen con tu espacio y con la tela del propio toldo.

Seguro que tienes un espacio en tu casa o en tu negocio donde el toldo cortina encaja a la perfección. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros para hagamos una visita. Puedes llamarnos al 987 20 34 45 o envíanos un correo electrónico a comercial@toldosescandani.es.