¿Estás buscando toldos para balcones en León y no sabes qué modelo escoger?

Son muchas las personas que tienen dudas a la hora de comprar un toldo para su balcón y desconocen qué tipo de toldo es el más idóneo para su vivienda. Pues bien, con este artículo quiero describiros sus ventajas y en que debemos fijarnos para acertar en la elección del modelo a escoger para vuestro balcón.

En la actualidad, los sistemas más demandados de Toldos para balcones son: El toldo telón stor, el punto recto, los toldos extensibles o de brazo invisible y la cortina corredera. Todos estos sistemas excepto la cortina corredera, se pueden convertir en toldo cofre, incorporando un cajón de aluminio que protege la tela y el mecanismo de las inclemencias meteorológicas.

La gama de toldos para balcones podemos dividirlos en 2 grupos: Los enrollables con manivela o motor eléctrico y la cortina corredera.

Los toldos enrollables son los sistemas más demandados por nuestros clientes, por sus características ofrecen más ventajas y posibilidades de regulación que la cortina. Estos sistemas de toldo a medida son combinables con una gran variedad de lonas para toldos, así como lonas impermeables para resguardar de la lluvia.

Además cabe la posibilidad de acoplar motores para toldos, así como elementos de automatización para su cierre o abertura, permitiendo beneficiarse de las ventajas que ofrecen los toldos motorizados y modernos respecto a los manuales.

Tipos de toldos para balcones

Toldo telón Store

El toldo telón para balcones o terrazas con balcón es el sistema más demandado de toldos verticales enrollables, tanto por sus características como por su precio en comparación con otros sistemas.

Este sistema vertical consta de unos soportes de aluminio, los cuales pueden ir anclados tanto a techo como entre paredes y junto a sus anclajes fijos en la barandilla del balcón, son los encargados de dar rigidez al toldo una vez esté abierto.

Los toldos verticales telón nos ofrecen una serie de posiciones con las que podemos adecuar la altura del toldo a nuestro gusto, evitando que entre el sol pero a su vez dejando una entrada de aire con la que ventilar el ambiente de nuestro balcón.

La estructura del telón estore se puede fabricar en cualquier color y como resultado obtenemos el toldo a medida, totalmente combinable con cualquiera de los tejidos y lonas: Acrílico, Soltis, Screen o PVC impermeable, creando un toldo de calidad.

Toldo Brazo Invisible

Los toldos extensibles o de brazo invisible para balcón es la opción ideal para cubrir nuestro balcón sin perder las vistas del entorno que nos rodea y obteniendo así una perfecta iluminación en el interior de la vivienda. Además podemos incorporar un cajón de aluminio y transformar el sistema en toldo Semicofre o Cofre.

El toldo brazo invisible para balcón o de brazos extensibles, es un sistema de toldo a medida fabricado en aluminio, que permite su instalación tanto a techo, entre paredes o en pared, como su hermano el brazo articulado para terrazas. Por medio de la manivela o motor eléctrico podemos regular la subida o la bajada del toldo, adecuando éste a nuestro gusto o preferencia, gracias a la extensión de sus brazos que son los encargados de mantener la lona o tejido tenso.

Este sistema permite incorporar motores para toldos, automatizando así tanto su recogida como su apertura, además de poderse combinar con automatismos de seguridad como sensores de viento, sensor de sol y anemómetro (lluvia).

La inclinación del toldo siempre será la que tu elijas en el momento de la instalación, con lo que siempre mantendrá el mismo grado de inclinación, sobre el que tu varias la apertura de la lona en mayor o menor medida.

El único inconveniente que conlleva este sistema, es la resistencia contra rachas de viento fuerte y es que al estar sujeto por medio de sus soportes, su parte delantera se sustenta por sus brazos extendidos, lo que lo hace vulnerable contra fuertes vientos.

La estructura del brazo invisible se puede fabricar en cualquier color y como resultado obtenemos el toldo a medida, totalmente combinable con cualquiera de los tejidos y lonas: Acrílico, Soltis, Screen o PVC impermeable, creando un toldo de calidad.

Toldo Punto recto

Si tu balcón dispone de paredes laterales, el toldo punto recto para balcones es una de las mejores soluciones. Este tipo de toldo enrollable puede ser motorizado e incorporar un cajón cofre.

Dependiendo de la longitud de sus brazos, el abatimiento del toldo punto recto para balcones puede llegar a los 170º, cubriendo en ocasiones, la totalidad de la baranda de nuestro balcón, con lo que obtenemos una total intimidad en nuestra vivienda.

Por medio de su manivela o motor eléctrico, podemos lograr la inclinación deseada, obteniendo una entrada de luz a nuestro agrado por medio del abatimiento de sus brazos, los cuales acompañan el movimiento del toldo.

Sus brazos fabricados en aluminio incorporan unos muelles en su interior que son los encargados de tensar la lona, aplicando una tensión sobre la lona evitando los golpes o el movimiento del toldo en días de fuertes rachas de viento. Este sistema es de las mejores opciones, ya que nos ofrece una muy buena resistencia al aire, además de permitir graduar en todo momento la entrada de luz en la vivienda.

La estructura del Punto recto se puede fabricar en cualquier color y como resultado obtenemos el toldo a medida, totalmente combinable con cualquiera de los tejidos y lonas: Acrílico, Soltis, Screen o PVC impermeable, creando un toldo de calidad.

Toldo cortina corredera

El toldo cortina es el tipo de toldo más clásico y pionero, se fabrica a medida de las necesidades de cada cliente.

Consta de un riel de aluminio fijado en el techo, por el que discurren unas poleas con rodamientos que a su vez van fijadas a la lona por medio de unos ollaos.

Su uso más extendido es para toldos laterales en combinación con otros sistemas como el toldo telón por ejemplo. A diferencia de los toldos enrollables, la cortina discurre verticalmente cubriendo todo el balcón.

Este tipo de toldo cada vez más está en desuso. Los motivos son varios, la incomodidad de atar sus sujeciones cada vez que queramos extender o recoger la cortina, la falta de entradas de luz natural y la poca renovación del aire de nuestro balcón, provocan que la gran mayoría de personas se inclinen mucho más por las ventajas que ofrecen los sistemas enrollables, además del ahorro a largo plazo, ya que los sistemas enrollables son mucho más duraderos que la cortina por los continuos roces contra paredes o barandilla que acaban desgarrando la lona en menor tiempo.

La cortina corredera se puede fabricar con tejidos de lona acrílica y lona PVC Impermeable.

Si estás buscando toldos para balcones en León, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros para obtener más información. ¡Estamos encantados de conocerte y poder ayudarte!